Secretariado del PIT se hace cargo del plan de vivienda sindical

El hasta ahora director del plan salpicado por denuncias de corrupción seguirá trabajando pero ya no como responsable. El PIT-CNT no hará denuncia penal

Casa Central del Pit Cnt

El Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT resolvió ayer jueves hacerse cargo del cuestionado Plan de Vivienda Sindical de la central obrera.

La decisión se tomó por unanimidad, según dijo el dirigente metalúrgico Marcelo Abdala, uno de los que más defendía la inocencia del hasta ahora director del plan, Eduardo Burgos, ante las denuncias de irregularidades y presuntos episodios de corrupción.

Según Abdala, Burgos seguirá trabajando en el plan de vivienda, pero ya no como máximo responsable. “La responsabilidad política del plan la asume ahora el Secretariado del PIT-CNT directamente”, dijo Abdala.

En los hechos lo que se resolvió fue que cinco miembros del Secretariado se harán cargo del Plan de Vivienda Sindical, siendo ellos los responsables de lo que allí se haga de ahora en adelante. Burgos ya no tendrá responsabilidad ante el resto del PIT-CNT.

Los miembros del Secretariado que pasarán a trabajar directamente en este plan son Richard Read, el principal denunciante de las irregularidades, Gustavo Signorele, Carlos Cachón, Oscar Andrade y Ricardo Cajías.

El Secretariado también aprobó el informe final de la comisión que investigó todo lo sucedido en el plan de vivienda a raíz de las denuncias.

La conclusión de la comisión y que hizo suya el Secretariado es que “ningún miembro del plan y ningún representante del PIT-CNT participó en un acto ilícito o de corrupción”, dijo Abdala.

“Sí hubo errores importantes y para corregirlos es que miembros del Secretariado se harán cargo y serán responsables del plan de vivienda”, agregó Abdala.

El dirigente sindical aseguró que el Secretariado resolvió no hacer ninguna denuncia penal, extremo que se manejó como probable cuando se conocieron las denuncias.

Semanas atrás Richard Read denunció ante el Secretariado que al menos una empresaria había sido estafada por personas que dijeron representar al plan de vivienda del PIT-CNT.

Estas personas (gestores del plan supuestamente) le pidieron dinero por adelantado a una empresaria (US$ 300.000 aproximadamente) para comenzar las obras de construcción.

La empresaria pagó en cheques diferidos que luego fueron cobrados por adelantado con un prestamista por parte de los “gestores”.

Luego se supo que el responsable del plan, Burgos, había firmado un contrato con una empresa para que gestionara la compra de terrenos para las viviendas. Los “gestores” que pidieron el dinero por adelantado a la empresaria y se lo quedaron, integraban esta empresa.

La comisión investigadora y ahora el Secretariado del PIT-CNT entienden que en la maniobra no hubo responsabilidad de Burgos y de los responsables del plan de vivienda, aunque sí errores que llevaron a la intervención del plan por parte de la cúpula de la central obrera.

 

Notícias Relacionadas

Os comentários são moderados. Para serem aceitos o cadastro do usuário deve estar completo. Não serão publicados textos ofensivos. A empresa jornalística não se responsabiliza pelas manifestações dos internautas.

Deixe uma resposta

Você deve estar Logando para postar um comentário.